Muchas parejas encuentran dificultad para lograr el embarazo. Actualmente se calcula que alrededor de un 20% de las parejas presentarán algún grado de dificultad para lograr un primer embarazo o uno subsiguiente.

La reproducción humana es un proceso complejo, que depende de muchos factores, siendo los más importantes la salud de los espermatozoides, la condición del óvulo y el útero materno, el ambiente hormonal de la mujer, y la habilidad del óvulo fertilizado para implantarse en el útero.

¿Qué es normal en relación a los tiempos de  búsqueda de embarazo?

En mujeres menores a 38 años sin problemas de fertilidad, la chance de embarazo en cada ciclo de búsqueda se encuentra en un 15 a 20%, y el 70% de estas parejas se habrá embarazado en los primeros 6 meses de búsqueda. Después de un año de búsqueda ese porcentaje sube al 85%.

¿Con que frecuencia debemos  tener relaciones para lograr el embarazo?

Actualmente se recomiendan relaciones frecuentes, por ejemplo cada 48 hs en el período ovulatorio, sin que sea necesario mantener abstinencia el resto del mes. Esa frecuencia es solo un mínimo, pero se cree que relaciones más frecuentes (diarias) podrían aumentar las chances, aunque la frecuencia diaria no es estrictamente necesaria. Es importante mencionar que como los espermatozoides viven 48 a 72 hs en el tracto genital de la mujer, no es necesario un plan estricto de relaciones para lograr el embarazo, ni tener relaciones en el día o momento exacto de la ovulación.

¿Cómo saber si estoy ovulando?

Existen test comerciales que detectan la ovulación, y hay otras formas de determinarlo como la curva de temperatura, etc. Pero no se recomienda su utilización de rutina. A los fines de la búsqueda de embarazo se sabe que si el ciclo menstrual dura más de 25 días, y menos de 35 días, esa mujer tiene 90% de chances de estar ovulando. La ovulación se produce 14 días antes del próximo ciclo; por ej: en un ciclo de 31 días la ovulación se produjo el día 17. En casos de ciclos más cortos o más prolongados, hay que consultar con el especialista.

El embarazo no llega…¿Cuándo debo consultar?

El factor individual más importante para saber si una mujer podrá embarazarse es su edad. A medida que avanza la vida, se experimenta un deterioro en la calidad ovocitaria y en la cantidad de ovocitos disponibles. Debido a ello, actualmente se recomienda que si la mujer tiene menos de 35 años, la pareja debe consultar a un Especialista en Reproducción después de un año de relaciones sin método anticonceptivo. Si la mujer tiene 35 años o más, esa consulta debe realizarse a partir de los 6 meses de búsqueda sin resultados. Si se sospecha que existe algún limitante en las condiciones que determinan fertilidad (por ejemplo cuando la mujer no menstrúa, o lo hace con una frecuencia menor a 25 o mayor a 35 días), la consulta se debe hacer inmediatamente, y no esperar los tiempos mencionados.

¿Qué puedo hacer mientras tanto?

Tener un bebé sano empieza con padres sanos.

Un peso apropiado, ejercicio razonable y una dieta adecuada son claves para lograr el embarazo. El sobrepeso o un peso por debajo de lo normal interfieren en la fertilidad. La actividad física debe ser moderada, y las dietas controladas por un profesional.

El cigarrillo deteriora la función espermática, y se asocia con múltiples complicaciones en el embarazo. Si hay planes de embarazo a futuro, el momento para dejar de fumar es ahora. Lo mismo es aplicable al alcohol y las drogas.

Los medicamentos pueden interferir en múltiples formas. Si está planeando un embarazo no debe automedicarse, e informe al médico que le prescribe para que éste haga las modificaciones apropiadas a tiempo.

Consulte a su ginecólogo sobre la toma de ácido fólico, que debe comenzar antes de la búsqueda de embarazo. Recuerde que el objetivo no es solo embarazarse, es lograr un bebé sano al término del embarazo.

Los mitos…

“No me embarazo porque estoy muy nerviosa…., cuando me tranquilice me voy a embarazar”…

No hay ninguna evidencia científica que sostenga que la ansiedad o los nervios por no embarazarse interfieran en la búsqueda. Cierto grado de ansiedad es normal, pero no es la causa de que el embarazo no llegue, sino que es consecuencia de ello. Es importante hacer la consulta al especialista si el embarazo no llega, y buscar apoyo psicológico profesional en paralelo.

“Que se haga los estudios el/ella antes que yo…, yo me siento bien…”

En el 40% de los casos la causa de la infertilidad es puramente masculina, en otro 40% puramente femenina, y el 20% restante ambos presentan alguna alteración. Es importante que ambos miembros de la pareja sean evaluados apropiadamente. Aunque una persona no sienta nada, puede presentar alguna alteración que impida la llegada del embarazo.

¿A quién consultar?

Su obstetra o ginecólogo de cabecera puede evaluar si necesita atención por parte de un Especialista en Reproducción. También puede pedirle estudios y asesorarlo en muchos aspectos. Finalmente será el Urólogo especialista en Reproducción Masculina (Andrólogo), y el ginecólogo Especialista en Medicina Reproductiva los que hagan la evaluación final e indiquen los tratamientos específicos.

¿Cuáles son los tratamientos disponibles?

Estos dependen de los problemas encontrados en la pareja y podrán ser:

  • Relaciones sexuales programadas: se indica la toma de medicación para ovular, teniendo relaciones en período fértil.
  • Inseminación intrauterina: se seleccionan los espermatozoides más aptos en el laboratorio y se los coloca dentro del útero en el período ovulatorio para que fertilicen al óvulo.
  • Fertilización in vitro/ICSI: se extrae el óvulo del ovario y se lo lleva al laboratorio, donde se permite que se una con el espermatozoide (proceso llamado fertilización in vitro). Una variante de ello es el ICSI, en el cual se inyecta un espermatozoide en cada óvulo. Luego el óvulo fecundado se coloca en el útero (proceso llamado transferencia).

Antes de llegar a esos procedimientos, o en el transcurso de ellos,  muchos pacientes requieren tratamiento de trastornos hormonales, metabólicos, nutricionales, entre otros, y eventualmente algún tipo de cirugía.

Los procedimientos quirúrgicos en muchos casos tienen fines diagnósticos (por ej. Videolaparoscopía Diagnóstica) y en otros los fines son terapéuticos (por ej. corrección de varicocele en el hombre, corrección de obstrucción tubaria en la mujer, etc).

Lo más importante…

Cuidar la salud general de ambos miembros de la pareja para optimizar la búsqueda, mantener relaciones con la frecuencia adecuada, consultar oportunamente al Especialista si en los tiempos mencionados de búsqueda no llega el embarazo, permanecer unidos y tranquilos en el proceso de búsqueda, el cual es solo el primer escalón de un proyecto mucho mayor que es el tener un hijo.

 

ARTICULOS SIMILARES