Si aparece cualquiera de estos síntomas, es fundamental acercarse de manera urgente al hospital o centro de salud más cercano:

  • Pérdida de sangre o de líquido por la vagina
  • Mareos o dolor de cabeza persistente
  • Vientre duro y con dolor
  • Hinchazón en las piernas
  • Fiebre alta (más de 38°C)
  • Aumento excesivo de peso (más de 2 kilos en un mes)
  • Vómitos persistentes
  • Tristeza profunda y permanente
  • Golpes o caídas