Es muy importante que toda mujer que busca tener un bebé; se preparare de la mejor manera para la concepción y la gestación de ese hijo por nacer.

Consultá a un médico

Incluso si se trata de una pareja sana sin motivo para prever un problema, se recomienda visitar a un médico para que evalúe si es necesario tomar alguna precaución especial. En la consulta, el médico preguntará si está tomando algún remedio, si tiene alguna enfermedad, cómo fueron los embarazos anteriores y antecedentes de la familia. Esta consulta es el momento ideal para que los futuros padres puedan plantear todas sus dudas y conocer las nuevas necesidades y cuidados que implicará esta nueva etapa. Además, de acuerdo a la edad de la mujer, se le realizarán exámenes para la detección del cáncer cervicouterino y mamario.

Vacunate

El médico se asegurará que la mujer cuente con el esquema completo de vacunas. Hay vacunas que no se pueden aplicar durante el embarazo, pero sí antes o después, que protegerán a la madre y al bebé de diversas enfermedades. El calendario nacional de vacunación contempla además durante el embarazo una dosis de la vacuna de la gripe y un refuerzo de la doble bacteriana contra la difteria y el tétanos. La vacunación de las embarazadas es de suma importancia porque al mismo tiempo protege a la madre y al bebé que está en la panza.

Tomá ácido fólico

Se recomienda tomar este suplemento al menos un mes antes de buscar y los primeros tres meses del embarazo, porque ayuda al desarrollo, entre otras cosas, del cerebro y la columna del bebé.

Evitá tabaco, drogas, alcohol y medicamentos

Es fundamental evitar no sólo el consumo, sino también, el humo de tabaco. La mínima ingesta de drogas o alcohol representa un riesgo para el bebé. En caso de necesitar algún remedio es imprescindible consultar con el médico para ver si es aconsejable su consumo en esta etapa, ya que muchos de ellos atraviesan la placenta y pueden afectar al bebé. Si tenés que hacerte una radiografía o tomografía, en el caso de sospechar un embarazo, recordá comunicarle al equipo de salud para tomar las precauciones necesarias.